Tierra de Cumbia (Blog)

Sesión 5: La Cumbia y la cultura popular

En anteriores entradas hemos hablado de la Cumbia como fenómeno musical y cultural. Hemos visto cómo su ritmo ha evolucionado y se ha expandido por el mundo. Hemos resaltado también cómo la alegría de sus sonidos invitan al baile y unifica a personas de distintas procedencias. Es precisamente por ello que hoy queremos hablar de la dimensión social que tiene el fenómeno cumbiero, ya que está comprobado que es un género musical socialmente masivo que va más allá de la alegría de la reunión y el baile, englobando al mismo tiempo valores sociales, raciales y étnicos que llevan a la identificación cultural de los sectores populares.

¿Qué es la música popular? ¿cómo se pueden definir los sectores populares?

El mundo de la música popular posee grandes dimensiones por lo cual es difícil encasillarlo en una sola definición. Lo que sí se puede afirmar con certeza es que la música popular engloba diferentes dinámicas y manifiesta la voz de la diversidad. Sin embargo, la “clase popular” la ha definido la clase burguesa como una cultura basada en la ignorancia. Hoy queremos resaltar precisamente que para entender un fenómeno popular como el de la Cumbia hace falta darle una mirada más profunda a la vida de estos sectores y sobretodo dejar los prejuicios de lado. La Cumbia no es un ritmo menor por hacer parte de la clase popular, por el contrario es un producto cultural que revela mucho respecto a diferentes realidades sociales.

Podemos encontrar prejuicios de diferentes tipos. Por un lado hay gente que no le gusta la Cumbia precisamente porque la relaciona con la clase baja y la “cultura de barrio”. Por otro lado la Cumbia tiene una carga negativa por ser supuestamente una música de mala calidad creada por negros, indios y esclavos. Pero si miramos este planteamiento desde un punto de vista diferente es fácil darse cuenta que se trata únicamente de un prejuicio que es impuesto por la sociedad. Tal vez la Cumbia no tuvo desde el principio una acogida general porque no estaba apoyada por las grandes discográficas. A diferencia de la música comercial que es socialmente aceptada, la Cumbia no tuvo gran respaldo económico y técnico. Esto la llevo por un camino totalmente diferente e incluso un camino mejor y más honesto, que daba cabida a la verdadera identidad. La Cumbia nació como la mezcla de ritmos e idiosincrasias locales y ese elemento popular que reúne lo negro, lo indígena y lo europeo, es lo que ha hecho de ella un ritmo digno de aceptación y difusión en circuitos culturales con más trascendencia y aporte a la sociedad.

La Cumbia surge en todo momento como una manifestación y trae consigo múltiples significados. Un ejemplo claro de esto es la Cumbia Villera. Este género rompió con lo que se entendía tradicionalmente por Cumbia. En sus letras se pueden encontrar diferentes temáticas que reflejan claramente una realidad social. Cuando nace la Cumbia Villera en el año 2000 en Argentina, las situación en los barrios era dura y la música lo mostró. Inmediatamente las críticas surgieron clasificando esta música como marginal y como una apología a la delincuencia. Pero una vez más resaltamos la importancia de darle una mirada más profunda a cada situación para poder llegar a entenderla e interpretarla. En el momento en el que surge la Cumbia Villera también cobran gran importancia el hip-hop en Estados Unidos, el funky en Brasil y los narcocorridos en México. Es sencillo entonces darse cuenta que lo que empezaba a relatar la Cumbia Villera era la verdadera experiencia urbana: la delincuencia, las drogas, el alcohol, la violencia policial, la exclusión social y la corrupción política.

Pasa algo parecido con el sexismo que muchas veces se puede encontrar en las letras cumbieras. ¿Es el sexismo algo que pertenece exclusivamente a la clase popular? Ciertamente no. El sexismo y el machismo es algo que está presente en todos los géneros musicales. Mediante los diferentes tipos de música, no solamente la música popular, podemos darnos cuenta que la temática sexual que generalmente usa a la mujer como objeto, está presente en la vida cotidiana y es algo que se extiende a todos los sectores. Sin embargo, al escuchar muchas letras no sólo de Cumbia sino también del genero musical “tropical” como tal, podemos enterarnos claramente del papel que ocupa la mujer dentro de la cultura popular. Lastimosamente, no se puede negar que la imagen de la mujer se ve distorsionada y maltratada por el machismo y los mensajes que se difunden a través de la música contribuyen, sin duda, a que sea normalizado y muchas veces celebrado. Pero como hemos mencionado anteriormente, con respecto a la denigración de la mujer, no es algo que sea exclusivo de la clase popular.

Hoy la Cumbia vive un muy buen momento gracias a fenómenos como la Cumbia electrónica y el Global Bass. Mucha gente ha decidido indagar en las raíces de la música popular gracias a los sonidos que se producen actualmente. Estos nuevos sonidos son creados muchas veces por jóvenes de clase media y alta que han decidido experimentar con la música y que evidentemente prescinden de todos tipo de categorías, lo cual es positivo para el panorama. Este intercambio y mezcla de ritmos de lo popular con lo electrónico, de lo tradicional con lo actual; crea un diálogo entre clases y un diálogo entre músicas, lo que ha generado que la Cumbia se escuche no solamente en los sectores populares y se transforme en un lenguaje musical que es capaz de atravesar clases sociales, llegar a grandes escenarios y grandes festivales de música del mundo.

La música siempre nos cuenta una historia y la Cumbia nos cuenta la historia de muchas generaciones, nos narra sentimientos de amor pero también de miseria, nos canta la alegría pero también las injusticias, nos invita a bailar pero también a pensar.

Tierra de Cumbia es el blog de publicación mensual de Tierra Candela. Una serie de entradas que tenemos preparadas donde queremos adentrarnos en el mundo cumbiadélico y tropical. De ésta manera compartiremos con todos ustedes desde los orígenes hasta la actualidad no sólo de la Cumbia si no también de todos los ritmos latinoamericanos.

Te invitamos a comentar, compartir, participar y a compatirnos ideas para nuestras publicaciones a través de blog@tierracandela.com

Textos de Marcela Tovar

@TovarMarcela0