TIERRA DE CUMBIA

Sesión 11: El machismo en la música tropical

Una de las principales funciones de la música es transmitir un mensaje. Cada ritmo musical es diferente y lleva consigo, en su sonido particular y en sus letras, todo tipo de mensajes. Si tenemos esto en cuenta y le añadimos que vivimos en una sociedad indudablemente machista; el resultado será entonces música plagada de mensajes misóginos que se camuflan en distintos sonidos.

En la entrada de hoy queremos dar a conocer el machismo en la música tropical, desde sus letras misóginas hasta la explotación y sexualización de la imagen de la mujer. Para empezar es necesario establecer, que aunque es verdad que la música tropical tiene múltiples manifestaciones machistas, esta situación no es exclusiva de este ritmo o, en tal caso, de lo que se conoce como música latina. Lastimosamente son muchos los ritmos musicales y, en general, expresiones artísticas, las que son machistas.

Desde el pop comercial, el tango, pasando por la música infantil, hasta llegar a reconocidas agrupaciones como Guns N’ Roses, el machismo y las letras extremadamente misóginas son algo que siempre ha estado presente y que no es exclusivo de los ritmos latinos, como lo podemos escuchar en los siguientes ejemplos:

Aunque la cumbia nos encanta y es el género que celebramos desde Tierra de Cumbia, debemos exponer algunos casos donde las letras no sólo han perpetuado el machismo sino que también han afianzado la idea equivocada de los roles de género. Tal es el caso de la canción de Lisandro Meza llamada “El Macho”, en la cual se expone la superioridad masculina y la mujer queda relegada a la otredad.

Pero el pensamiento patriarcal no es algo exclusivo de la Cumbia. El merengue cuenta también con canciones como ‘Te compro tu novia’. Este tema es la cúspide de la cosificación de la mujer proponiendo comprar una, cuyo valor es importante simplemente por cumplir al pie de la letra con todos los estereotipos que se le atribuye a la mujer. Tales estereotipos son la belleza, la pasión, la sumisión, además de ‘saber hacer todo en la casa’, entre otros.

El Vallenato es un género importante en la zona caribe colombiana. Es en esta zona también donde se presenta una de las situaciones más preocupantes en cuanto a la violencia de género contra la mujer. No es casualidad entonces, que en la música vallenata se encuentren grandes muestras de letras machistas e incluso artistas conocidos no sólo por su música, sino también por ser autores de feminicidios. Este es el caso de Diomedes Díaz, interprete de la siguiente canción, donde dice alegremente que las mujeres consiguen todo ‘con la misma vaina’. Diomedes utiliza esta expresión para dar a entender que las mujeres consiguen todo lo que quieren manipulando a los hombres con sexo.

La salsa también cuenta con ejemplos que ilustran este machismo bailable. Lo podemos comprobar con la canción ‘Mala mujer’ de la agrupación cubana ‘La Sonora Matancera’. El coro de esta canción dice: ‘Mátala, mátala, no tiene corazón, mala mujer’.

Como esta, son muchísimas las canciones que normalizan la violencia de género. Esto se debe principalmente a que la idea de amor romántico está presente en todos los géneros musicales. El amor romántico es, inevitablemente, la antesala de la violencia contra la mujer. Es esa la razón por la que encontramos este rasgo no sólo en la música, sino también en muchas expresiones artísticas más.

Los videoclips y las portadas de discos también son muestra explícita del machismo en la industria musical. En estos aspectos audiovisuales, la imagen de la mujer es presentada siempre como un objeto sexualizado para el deleite masculino, o más bien como una representación de la mujer a través de los ojos del patriarcado.

.

Seguramente nos dejamos muchos ejemplos por fuera, pero con estos cuantos queremos ilustrar cómo las manifestaciones artísticas como la música ayudan a construir el imaginario de la sociedad. Es por ello que es de vital importancia que la mujer tenga una representación justa. Muchos de estos mensajes misóginos vienen acompañados de ritmos que nos invitan al baile y a la diversión. A pesar de esto, es esencial cuestionarse, averiguar los motivos por los cuales nuestra sociedad funciona de ese modo, y sobretodo entenderlos. A partir de ahí se puede generar un cambio, aunque sea personal, basado en la conciencia.

Sólo así podemos comprender que mujer no es igual a objeto y que no es justo que la música haga tributo a esta idea. Mujer es ante todo persona y es también creadora de arte. Cuando tengamos esto claro, tal vez escucharemos la música con otros oídos, tendremos un filtro más grueso el cual nos permita ir más allá, escuchar, buscar y recomendar algo diferente.

Tierra de Cumbia es el blog de publicación mensual de Tierra Candela donde queremos adentrarnos en el mundo cumbiodélico y tropical. De ésta manera compartiremos con ustedes desde los orígenes hasta la actualidad no sólo de la Cumbia si no también de todos los ritmos latinoamericanos. Te invitamos a comentar, compartir y participar.

Textos de Marcela Tovar

@TovarMarcela0