Tierra de Cumbia (Blog)

Sesión 3: El poder de la percusión

El universo instrumental de la Cumbia es bastante rico y diverso en sus variantes. En esta sesión, hemos querido adentrarnos en la magia de la percusión y sus sonidos ancestrales para comprender aún más el sentido universal de este género.

La percusión de la Cumbia, en este caso colombiana, está compuesta por una serie de instrumentos que en su conjunto son los que aportan esa alegría que incita al baile colectivo pero también constituyen un misterio instrumental que con su vibración puede llevar a estados profundos de trance.

Dentro de la línea de percusión de la Cumbia, encontramos en primer lugar a la Tambora. De origen indígena, cuyo sonido combinado entre los golpes de los parches de cuero y la madera, es la que proporciona ese rasgo característico de la música tradicional proveniente de la mezcla de los ancestros africanos y los indígenas. Ya yo me voy pa’ la Cumbia es la onomatopeya que utilizan quienes la aprenden a tocar.

Cumbia

A continuación tenemos el Tambor Alegre, de origen africano, es uno de los instrumentos fundamentales de la Cumbia. Con sólo un parche en la parte superior y su sonido producido por golpes abiertos es el que se encarga de marcar la melodía. Tenemos también, el Llamador, que como su nombre lo indica es el que llama, estableciendo el tiempo y la velocidad de la canción. Su función es marcar el compás y ejecutar el contratiempo. Este instrumento se caracteriza por hacer parte junto con la Marímbula, la Clave, la Guacharaca y el Tambor Alegre, de los conjuntos de música tradicional de San Basilio de Palenque y alrededores.

Cumbia

El Guache, de origen también indígena, era originalmente fabricado de guadua o de bambú y rellenado de semillas de capacho. Actualmente, suele ser metálico, con estrías en su exterior y pequeños percutores dentro. El Guache tiene como función generar el sonido agudo de la canción, además de ser indispensable para que esta se denomine ”Cumbia”, ya que su sonido particular está presente en todos los tipos de Cumbia existentes. Por otro lado tenemos a la Guacharaca, esta es fabricada con madera, tiene estrías en el exterior y no contiene percutores dentro.

Finalmente tenemos las Maracas, cuya historia tiene relación con la época de la colonia y la conquista. Cuando los esclavos se podían reunir para sus momentos de esparsión portaban un grillete atado a uno de sus píes. En el momento de la creación musical, el sonido del grillete tomó parte de la misma, lo que dio paso posteriormente a la creación de las Maracas, ya que estas simulan un sonido similar al de las cadenas. Cada maraca tiene un movimiento individual, una es agitada y la otra se mueve de arriba a abajo; pero en su conjunto forman una armonía que añade ese toque de libertad al ritmo. En este tipo de instrumentos suele haber complemento por género, hembra y macho, cada uno con un ritmo y una función diferente, una con sonido más agudo, otra con sonido más grave.

Es importante tener en cuenta que este conjunto de instrumentos poseen una conexión directa con la tierra. Muchos de ellos están fabricados con materiales provenientes de la naturaleza como troncos de árboles y membranas de cuero de pieles de animales, lo cual aporta ese sentir de unidad entre la madre tierra y la música.

Además de ser parte fundamental del sonido alegre y bailador de la Cumbia, la percusión también juega un papel fundamental dentro de la cultura del ritual y el chamanismo; siendo además un común denominador entre los rituales de diferentes culturas alrededor del mundo. El poder del sonido del tambor es conocido por ello como el latido de la tierra. Ese intenso sonido es capaz de llegar a lo más profundo del ser de quien lo escucha y su vibración despierta lugares de nuestro cerebro que tienen una conexión sagrada con el más allá.

El tambor y la percusión en general ocupan lugares protagonistas en los rituales y ceremonias relacionados con eventos como la cosecha y la siembra, curaciones y sacrificios, solsticio y equinocio, ritos y procesiones. Dentro de los rituales chamánicos, los tambores y las maracas, son utilizados para establecer contacto con seres superiores. Se ha comprobado, mediante estas prácticas, que la percusión permite conexiones con otros mundos.

De la misma manera, en la cultura africana, el sonido de los tambores está presente en la iniciación de ceremonias, juegos, bailes y fiestas populares. Incluso, ciertos instrumentos como el Djembé o Yembé se les conoce por su poder curativo, utilizado en ritos sagrados, nacimientos, bodas y funerales.

Dentro de la gran cantidad de exponentes de la percusión, queremos resaltar esta vez a Álvaro Llerena Martínez, hijo de la reconocida figura del folclor colombiano: Petrona Martínez. Álvaro, es conocido como el ”Tamborero Embrujao”, por su agilidad inigualable para despertar emociones cuando toca el tambor.

Una vez más, vemos como la Cumbia actúa como herramienta unificadora de culturas. En este caso, mediante la percusión podemos darnos cuenta de la conexión establecida entre diversas comunidades del mundo. El ritmo que esta marca, similar al ritmo de la vida, además de traernos la alegría de la celebración, nos transporta en un viaje ancestral lleno de conocimiento y sabiduría.

Tierra de Cumbia es el blog de publicación mensual de Tierra Candela donde queremos adentrarnos en el mundo cumbiadélico y tropical. De ésta manera compartiremos con ustedes desde los orígenes hasta la actualidad no sólo de la Cumbia si no también de todos los ritmos latinoamericanos. Te invitamos a comentar, compartir y participar.

Textos de Marcela Tovar

@TovarMarcela0

Hemos preparado esta lista de música con algunos de los temas representativos de la percusión en la Cumbia  del caribe colombiano. Disfrútala.